Colmenas en una congelada mañana

Es común en invierno ver menos Abejas, al igual que otros insectos las Abejas son muy susceptibles a la temperatura. Es por eso que en días de frio ellas permanecen al interior de las colmenas.

Al estar dentro de las colmenas logran mantener una temperatura interior que fluctúa entre 32º y 35º, en este ambiente mantienen estable el desarrollo de las crías por nacer que están en las celdas.

Este proceso de llama termorregulación … En los días fríos suben la temperatura y en los días calurosos ventilan con agua para bajar la temperatura y mantener los mismos 32º a 35º. O sea tiene su propio aire acondicionad, asombroso no? 🤓 

Hielo en techo de una colmena

Pero existe otro factor importante el cual va en estrecha relación con la disponibilidad de alimentos (néctar y polen) en el ambiente. Al existir menos disponibilidad de alimento, la reina disminuye la postura de huevos para poder controlar la natalidad en la colmena, en palabras simples es: Menos alimento, Menos abejas, mayor supervivencia de la colmena.

Este comportamiento estratégico es rápidamente revertido al llegar la primavera, donde se necesita una mayor cantidad de individuos para recolectar la mayor cantidad de alimento posible y de paso polinizar, ayudando a la regeneración del ecosistema.

 Y como funciona esto? Antes que comience esta temporada, las abejas más viejas empiezan a recolectar néctar de las primeras flores, estimulando a la reina para que inicie la postura y pueda alcanzar el impresionante numero cercano a 60 mil individuos en una sola colmena!!

Por esto una apicultura regenerativa y agroecología siempre, siempre y siempre deberá velar por mantener las colmenas con suficiente alimento, esto ayudará a la reina a mantener la postura en invierno y sobretodo la población de abejas.

Esto es otra muestra que las abejas son insectos que actúan como un todo y no individualmente.

Por esto, nuestro futuro es mejor con abejas @mundomiel🐝 🐝 

Síguenos en